CIUDADANÍA



TEMA 1
SER CIUDADANO

1.¿QUIÉNES SON CIUDADANOS?
La palabra ciudadano puede llevarnos a confusión, porque se parece a ciudad. Entonces podríamos pensar que ciudadanos son los que viven en ciudades, y aquellas personas que viven en pueblos no serían ciudadanos. Sin embargo esto no es así. Los ciudadanos pueden vivir en ciudades o en pueblos. Incluso en pueblos muy pequeños. ¿Pero, entonces, quiénes son ciudadanos?
            Ciudadanos son las personas que viven en un país que tiene reconocidos ciertos derechos fundamentales y que también tiene la obligación de cumplir ciertos deberes.
Los derechos fundamentales que tienen aquellas personas que son ciudadanos son de dos tipos: derechos políticos y derechos civiles.
           
Los derechos políticos fundamentales son dos: Todos los ciudadanos tienen el derecho a elegir a sus representantes políticos por medio de unas elecciones libres. Es decir, tienen derecho a participar en la vida política al menos (aunque no solamente) por medio del sufragio universal libre, directo y secreto.



También tienen derecho a presentarse ellos mismos para ser elegidos como representantes políticos de los demás ciudadanos. Es decir, pueden proponerse como candidatos tras presentar sus ideas públicamente.


Los derechos civiles fundamentales también se llaman libertades civiles o libertades individuales. Los más importantes son los siguientes:
a)La libertad de expresión. Todos los ciudadanos tienen derecho a exponer su opinión públicamente sobre las cuestiones sociales o políticas. El buen ciudadano ejerce este derecho razonando su opinión. Los ciudadanos pueden defender a los gobernantes si piensan que lo hacen bien o pueden criticar a los gobernantes si piensan que éstos lo hacen mal. El límite de este derecho es la calumnia o el insulto.
b)La libertad de acción y circulación por el territorio nacional. Todos los ciudadanos pueden hacer libremente lo que crean conveniente o pueden vivir donde consideren oportuno. El limite a este derecho es el perjuicio a terceros. Mi libertad de acción acaba donde empieza la libertad de los otros ciudadanos. Por ejemplo, puedo escuchar música en mi casa si me apetece, pero si son las dos de la madrugada y no dejo dormir al vecino que tiene que madrugar para ir a trabajar al día siguiente, no puedo escuchar la música muy alta. Mi libertad de escuchar la música alta estaría entonces privando del derecho de descansar que tiene mi vecino.
c)La libertad de reunión. Todos tenemos derecho a reunirnos en un grupo para conversar o divertirnos. Como el derecho anterior el límite son los derechos y libertades de los otros. Si la reunión es muy escandalosa y es a altas horas de la madrugada estoy privando del derecho a descansar a los vecinos. Si la reunión es en medio de una carretera o en una calle por donde transita gente, por ejemplo, estoy privando a los otros del derecho a la circulación por la vía pública, etc.,
d)La libertad de asociación. Cualquier ciudadano tiene libertad para organizarse con otros ciudadanos con un objetivo común; y que esta asociación sea reconocida y legalizada por los poderes vigentes. Los trabajadores pueden asociarse en sindicatos, los defensores de las ballenas en una organización ecologista. Son también asociaciones los partidos políticos. El límite de este derecho es la legalidad vigente, que el fin no sea explícitamente inmoral o que dañe a terceros (asociaciones terroristas o narcotraficantes, por ejemplo)
e)Libertad de iniciativa económica. Todo ciudadano puede emprender un negocio si tiene un proyecto y se somete a la legalidad vigente. Cualquier ciudadano, si tiene un proyecto que puede crear riqueza no solo para él sino para la propia sociedad (crear puestos de trabajo y/o cosas o estructuras que nos beneficien a todos o a gran parte de la sociedad) tiene el derecho a intentarlo. A veces este proyecto necesita una inversión de dinero o capital. El ciudadano puede tener este dinero porque lo ha ahorrado o porque le ha tocado la lotería, por ejemplo. Pero también es posible que aún teniendo una idea o proyecto bueno no pueda llevarlo a cabo porque no tiene dinero para iniciarlo. Entonces existe la posibilidad de que el Estado, un banco o incluso un amigo o familiar se lo preste. Este préstamo se denomina crédito. Y debe ser devuelto con intereses después. Es decir, poco a poco, diríamos a plazos, pero añadiendo una cantidad al dinero originario que se denomina interés. A veces una entidad o un amigo puede dar un crédito a fondo perdido. Esto quiere decir que si el negocio no funciona no reclamará ningún dinero después. De modo que todo ciudadano tiene el derecho de abrir una frutería o una panadería, por ejemplo; o incluso, si sabe mucho de informática, una tienda de ordenadores innovadores. El pan, la fruta o los ordenadores no perjudican a los demás ciudadanos. E incluso les beneficia.
Existe un tercer tipo de derechos: los derechos sociales. Algunos de estos derechos son más bien una declaración de principios y raramente se cumplen en su totalidad. Pues no solo dependen de la voluntad de los gobernantes o de una ley que los defienda sino que es necesario, además de voluntad de crearlos y defenderlos, dinero para ponerlos en práctica. Algunas democracias tiene poca voluntad en crear o defender estos derechos. Otras los consideran muy importantes y quieren realizarlos. No obstante, a menudo el dinero que dispone el Estado es insuficiente porque hay una crisis económica, porque se administra mal o porque hay mucha corrupción. O incluso por las tres cosas a la vez. El resultado en cualquier caso es que según la democracia de la que hablemos encontraremos unos derechos sociales y otros no; o muchos derechos sociales reconocidos y efectivos o pocos. Por eso estos derechos no constituyen un test fundamental para designar a un régimen político como democracia. Si fuese así, prácticamente no habría ninguna democracia. Solo los derechos políticos y los derechos civiles o libertades individuales se consideran esenciales para poder definir a un régimen como democrático y a los nacionalizados en tal país como ciudadanos.
 Algunos de los derechos sociales más importantes son los siguientes: derechos a recibir asistencia médica y a recibir una educación digna. También son derechos sociales un trabajo y una vivienda digna. Una persona que está desempleada porque no hay trabajo y no puede comprar una casa no puede ejercer estos derechos sociales, aunque estén prescritos por ley. No obstante, el Estado tiene el deber de procurar estos derechos. Otro derecho social es el derecho a la huelga. Una vez convocada y expuestas las causas, todos los ciudadanos tienen derecho a protestar por una injusticia no yendo a trabajar uno o varios días. Existen dos tipos de huelga: la huelga parcial y la huelga general. La huelga parcial la realizan los trabajadores de una empresa porque consideran injusta alguna medida que esa empresa ha tomado (quizá les han bajado el sueldo injustificadamente o quizá han despedido a compañeros sin causa justificada). Esta huelga es una protesta y una medida de presión para que la empresa modifique su postura. La empresa puede ser pública (puede pertenecer al Estado: ya sea ayuntamiento, autonomía o Estado central) o privada. El motivo de estas huelga es socio-económico. Es decir, aspectos sociales o económicos que la empresa lleva a cabo y son considerados injustos por los trabajadores. La huelga general es una medida más excepcional. Se convoca a todos los trabajadores del país para que no vayan a trabajar, sea cual sea su empresa. La causa es una medida o ley política que a juicio de los convocantes de la huelga general es injusta e injustificada. Una huelga general siempre se hace contra el gobierno responsable de esa ley que se considera injusta o abusiva. Precisamente por esta beligerancia contra el gobierno en muchos países democráticos no está reconocido el derecho a una huelga general, pues consideran que la huelga general siempre tiene un matiz político y no meramente social o económico. En democracia, argumentan estos países (Gran Bretaña, por ejemplo) las cuestiones políticas se solucionan en las urnas. En cualquier caso, los trabajadores que hacen huelga dejarán de cobrar ese día no trabajado.



En España el derecho a la asistencia médica, el derecho a la educación y el derecho a la huelga (también la huelga general) están reconocidos por ley y además se cumplen (son efectivos). Pero el derecho al trabajo o el derecho a una vivienda digna aunque están reconocidos no se cumplen para todos. Hay gente que quiere trabajar y no le contratan (está en el paro) y hay gente que quiere vivir en una casa y no puede porque no tiene trabajo y no tiene dinero para comprarla.
Como dijimos, los ciudadanos tiene también deberes. Existen dos deberes fundamentales: la obligación de cumplir las leyes y la obligación de pagar impuestos.
Los derechos fundamentales se dan solo en los países que llamamos democráticos.

2. ¿QUIÉNES NO SON CIUDADANOS?
No son ciudadanos las personas que no tienen reconocidos uno o varios de los derechos fundamentales antes señalados.
Las personas que no son ciudadanos son súbditos.
Los súbditos son las personas que pertenecen a países no democráticos. Es decir, que su nacionalidad es de un país que es una monarquía absoluta, dictadura o tiranía.

3. CIUDADANÍA ESPAÑOLA
España es un país democrático y por lo tanto todos los españoles somos ciudadanos.
La única causa admitida en un país democrático para que alguien que posee la nacionalidad no tenga reconocidos todos los derechos de ciudadanía (derechos políticos y libertades individuales) es la edad. Si hubiese otra causa como el sexo, la raza o la religión el país no podría considerarse democracia en el sentido moderno.
Solo cuando somos adultos el Estado nos reconoce plenamente todos los derechos e igualmente nos exige plenamente los deberes. En algunos países esto sucede a los 21 años, en otros a los 16. En España es a los 18 años. Una persona menor de 18 años no puede votar (no tiene todavía reconocido este derecho político), por ejemplo. Una persona de 15 años no tiene aun el derecho de circular libremente por la vía pública si son las 10 de la mañana y es lunes, por ejemplo (no tiene reconocido plenamente la libertad de circulación). Tiene la obligación de estar en el instituto.



PREGUNTAS SOBRE EL TEMA
TEMA 1 SER CIUDADANO
1/Lee detenidamente el tema y subraya lo más importante.
2/ Escribe un resumen del tema que ocupe entre una página y dos páginas.
3/¿Qué diferencia hay entre ciudadano y súbdito?
4/¿Cuáles son los dos derechos políticos fundamentales?
5/Cita tres derechos civiles.
6/Cita tres derechos sociales.
7/¿A qué edad son reconocidos todos los derechos de ciudadanía en España?

8/ Pon V o F según sea Verdadero o Falso:
1__Las personas que viven en pueblos no son ciudadanos.
2__Una huelga general siempre se hace contra el gobierno responsable de una ley o medida que se considera injusta o abusiva
3__Cualquier ciudadano tiene libertad para organizarse con otros ciudadanos con un objetivo común, incluso los narcotraficantes.
4__Los derechos fundamentales se dan solo en los países que llamamos democráticos.
5__Los derechos civiles también se llaman libertades civiles o libertades individuales.
6__Los derechos sociales no constituyen un test fundamental para designar a un régimen político como democracia.
7__Todo ciudadano puede emprender un negocio si tiene un proyecto y se somete a la legalidad vigente.




TEMA 2
LA DEMOCRACIA MODERNA

Como dijimos, España es una democracia. La democracia es una forma de organizar el poder político dentro de un país. Las características fundamentales de las democracias modernas son las siguientes:
a)Tiene que haber una Constitución. Una constitución es un conjunto de leyes fundamentales que servirán de base a otras leyes secundarias. La constitución también se suele llamar Cartamagna (La gran carta).
Ninguna ley que se cree después puede contradecir o anular una ley constitucional.
Para crear una constitución tiene que haber previamente unas elecciones libres que se convocan para este objetivo. Estas elecciones se llaman elecciones constituyentes. Los ciudadanos votan a los candidatos para que elaboren este conjunto de leyes tan importantes. Tras las elecciones, se establece una asamblea constituyente o cortes constituyentes. Los diputados elegidos elaboran conjuntamente estas leyes fundamentales. La tarea implica proponer leyes, discutirlas, matizarlas o enmendarlas e incluso desechar una ley que un diputado propone y no tiene el respaldo de la mayoría. Por todo esto, este proceso constituyente suele durar años. A veces dos o tres años. Cuando finalmente hay un conjunto de leyes que la mayoría considera razonables el proyecto es aprobado por las cortes y se somete a referéndum.
El referéndum es una convocatoria a los ciudadanos para decir sí o no a una pregunta que los diputados en su conjunto y/o el gobierno proponen. El referéndum constitucional consiste en preguntar a los ciudadanos si aceptan la constitución. Si la mayoría dice sí (mayoría simple. Es decir, basta con que haya más ciudadanos que digan sí) la constitución, que hasta entonces era solo un proyecto, queda legitimada y entra en vigor. Acto seguido se disuelven las cortes y se convocan nuevas elecciones. Las nuevas elecciones ya no son para crear una constitución sino para crear otras leyes menores y para gobernar el Estado según esta constitución ya aprobada y según el criterio o ideología del partido que gracias a su mayoría de votos pueda formar un gobierno.
.
La Constitución se puede cambiar o reformar, pero tiene que seguir un procedimiento riguroso que la propia Constitución vigente establece.
Si se modifica alguna ley menor de la Constitución en España debe ser aprobada por al menos tres quintos de los diputados. Esta constitución reformada no necesariamente se tiene que someter a referéndum.
 Si se opta por crear otra constitución o la reforma que se propone afecta a las leyes más importantes el procedimiento varía. En este caso debe haber al menos dos tercios de los diputados que estén de acuerdo con ello. Luego se disuelve el parlamento y se convocan elecciones constituyentes. Las nuevas Cortes reforman la constitución o elaboran una nueva. Por último debe someterse necesariamente esta constitución nueva o reformada a referéndum. La última palabra la tienen los ciudadanos .

CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA
TÍTULO X.
DE LA REFORMA CONSTITUCIONAL.
Artículo 166.
La iniciativa de reforma constitucional se ejercerá en los términos previstos en los apartados 1 y 2 del artículo 87.
Artículo 167.
1. Los proyectos de reforma constitucional deberán ser aprobados por una mayoría de tres quintos de cada una de las Cámaras. Si no hubiera acuerdo entre ambas, se intentará obtenerlo mediante la creación de una Comisión de composición paritaria de Diputados y Senadores, que presentará un texto que será votado por el Congreso y el Senado.
2. De no lograrse la aprobación mediante el procedimiento del apartado anterior, y siempre que el texto hubiere obtenido el voto favorable de la mayoría absoluta del Senado, el Congreso por mayoría de dos tercios podrá aprobar la reforma.
3. Aprobada la reforma por las Cortes Generales, será sometida a referéndum para su ratificación cuando así lo soliciten, dentro de los quince días siguientes a su aprobación, una décima parte de los miembros de cualquiera de las Cámaras.
Artículo 168.
1. Cuando se propusiere la revisión total de la Constitución o una parcial que afecte al Título Preliminar, al Capítulo II, Sección I del Título I, o al Título II, se procederá a la aprobación del principio por mayoría de dos tercios de cada Cámara, y a la disolución inmediata de las Cortes.
2. Las Cámaras elegidas deberán ratificar la decisión y proceder al estudio del nuevo texto constitucional, que deberá ser aprobado por mayoría de dos tercios de ambas Cámaras.
3. Aprobada la reforma por las Cortes Generales, será sometida a referéndum para su ratificación.
Artículo 169.
No podrá iniciarse la reforma constitucional en tiempo de guerra o de vigencia de alguno de los estados previstos en el artículo 116. ( estados de alarma, de excepción y de sitio)

 b)Otra característica fundamental de una democracia moderna es la división e independencia de poderes. Existen tres poderes fundamentales: el legislativo, el ejecutivo y el judicial.

El poder legislativo se ocupa de hacer leyes. Pero no las ejecuta y tampoco juzga a los ciudadanos que no cumplen estas leyes. En España el poder legislativo son las Cortes: el Congreso y el Senado.
        El poder ejecutivo es el gobierno de la nación. Esto es, el presidente y sus ministros. El gobierno puede obligar, por la fuerza si fuese necesario, a que las leyes se cumplan. Del gobierno depende la Policía Nacional y la Guardia Civil (fuerzas de seguridad del Estado). El ejecutivo no puede juzgar a los que no cumplen las leyes y tampoco puede crear leyes (aunque en España y en otros países democráticos excepcionalmente el ejecutivo puede crear algunas leyes)
        El poder judicial está constituido por los jueces y los tribunales de justicia. Los jueces deben juzgar a aquellas personas o entidades que presuntamente hayan incumplido las leyes. Pero deben juzgar a partir de las leyes vigentes que ellos mismos no han creado. Tanto legisladores (diputados y senadores) como gobierno (presidente y ministros) y jueces deben obedecer las leyes. Y si no lo hacen deben ser juzgados: y tras el juicio, absueltos o condenados como cualquier otro ciudadano. En una democracia todos los ciudadanos somos iguales ante la ley.
Es fundamental que estos tres poderes sean independientes. En la medida en que no lo sean o dejen de serlo la democracia se deteriora e incluso puede convertirse en una dictadura con apariencia de democracia. Fue el filósofo francés Montesquieu el primero en resaltar esta característica esencial de toda democracia. Entresacamos a continuación unas líneas de su obra fundamental “El espíritu de las leyes”:
“El espíritu de las leyes”
“En cada Estado hay tres clases de poderes (...).
Cuando los poderes legislativo y ejecutivo se hallan reunidos en una misma persona o corporación, entonces no hay libertad, porque es de temer que el monarca o el senado hagan leyes tiránicas para ejecutarlas del mismo modo.
Así sucede también cuando el poder judicial no está separado del poder legislativo y del ejecutivo. Estando unido al primero, el imperio sobre la vida y la libertad de los ciudadanos sería arbitrario, por ser uno mismo el juez y el legislador y, estando unido al segundo, sería tiránico, por cuanto gozaría el juez de la fuerza misma que un agresor.


En el Estado en que un hombre solo, o una sola corporación de próceres, o de nobles, o del pueblo administrase los tres poderes, y tuviese la facultad de hacer las leyes, de ejecutar las resoluciones públicas y de juzgar los crímenes y contiendas de los particulares, todo se perdería enteramente.”
Montesquieu. El espíritu de las leyes. 1748

c)Otra característica del sistema político democrático es la participación política de los ciudadanos. Todos los ciudadanos mayores de edad tiene el derecho a votar a sus representantes políticos cada cierto tiempo (generalmente 4, 5 o 6 años. En España es cada 4 años). Esta votación periódica se llama sufragio universal y es un papel secreto donde están escritos los nombres de los candidatos que considera más idóneos para gobernar y legislar y que el ciudadano introduce en una urna. Es secreto para evitar coacciones o presiones externas. Es universal porque incumbe a todos los ciudadanos mayores de edad, sean hombres o mujeres. Por este procedimiento se elige a los alcaldes y concejales de los ayuntamientos (elecciones municipales), a los diputados de las asambleas autonómicas en España (elecciones autonómicas) y a los diputados de la nación (elecciones generales). En muchos países democráticos no existen autonomías o estructuras similares (estados federales) como por ejemplo en Francia. En estos países no hay pues elecciones autonómicas.
        d)Otra característica importante es que los gobernantes procuren el bien común. El Estado tiene entonces que recaudar dinero de todos los ciudadanos. Este dinero que se detrae a los ciudadanos por medio de la compra de los productos, de su sueldo o de su riqueza acumulada en forma de propiedad o dinero se llama impuesto. Con este dinero el gobierno se ocupa de cuestiones comunes que nos benefician a todos: colegios, hospitales, carreteras, etc. Según el procedimiento, el impuesto se llama indirecto o directo. Es un impuesto indirecto si está incluido en un producto que compramos. Por ejemplo, cuando compramos gasolina parte del dinero que desembolsamos es un impuesto que va a parar a las arcas del Estado. El impuesto indirecto más famoso es el IVA (impuesto de valor añadido) El impuesto directo no tiene que ver con el consumo sino con nuestra situación económica individual. Es el impuesto que grava directamente las fuentes de riqueza, la propiedad o la renta de una persona. El más conocido es el impuesto sobre la renta. Este último se recauda una vez al año por medio de la declaración de la renta que todos los ciudadanos mayores de edad tenemos el deber de hacer. En este caso, una persona que tiene un sueldo muy alto, mucho dinero en el banco y muchas propiedades (muchas casas, por ejemplo) pagará más que una persona con un sueldo bajo, sin dinero y sin propiedades. El sentido del impuesto directo es que paguen más los que más tienen. No obstante, con el impuesto indirecto todos pagamos lo mismo, tengamos o no mucho dinero. Cuando un parado compra un litro de gasolina paga la misma cantidad de impuestos que si un millonario compra un litro de gasolina. Por eso, cómo deben ser los impuestos y si deben ser muchos o pocos es siempre un tema controvertido que tanto los políticos como los ciudadanos comunes suelen discutir y del cual suelen opinar. Recordemos que esta discusión publica es, en cierto sentido, esencial a la democracia. Si no fuésemos ciudadanos no podríamos opinar, y por tanto tampoco podríamos, mediante la opinión, modificar cuestiones políticas o legales ya establecidas
PREGUNTAS SOBRE EL TEMA
TEMA 2 LA DEMOCRACIA MODERNA
1/Lee detenidamente el tema y subraya lo más importante.
2/ Escribe un resumen del tema que ocupe entre una página y dos páginas.
3/¿Qué es un referéndum?
4/¿Cuáles son los tres poderes fundamentales del Estado?
5/¿En una democracia los poderes fundamentales del Estado están subordinados unos a otros o deben ser independientes?
6/¿Qué es un impuesto y para qué sirven?
7/¿Qué es un impuesto indirecto? Pon un ejemplo.

8/ Pon V o F según sea Verdadero o Falso:
1__La Constitución no se puede cambiar o reformar.
2__En España el poder legislativo son las Cortes: el Congreso y el Senado.
3__Fue el filósofo francés Montesquieu el primero en resaltar que los tres poderes del Estado deben ser independientes
4__En muchos países democráticos no existen autonomías o estructuras similares
5__El sentido del impuesto directo es que paguen más los que más tienen.
6__El gobierno puede obligar, por la fuerza si fuese necesario, a que las leyes se cumplan.



TEMA 3
DIFERENCIAS
ENTRE LAS DEMOCRACIAS MODERNAS

1. República y monarquía
No todas las democracias en la actualidad son exactamente iguales, aunque coinciden en lo fundamental. Por ejemplo, hay democracias que son monarquías y otras que son repúblicas. La diferencia es quién sea el titular de la jefatura del Estado. El jefe del Estado es una persona que está por encima del presidente del gobierno, pero que no suele tener más poder que el presidente del gobierno. Por eso es fácil que esta figura política nos pase desapercibida e incluso nos sea desconocida en países muy cercanos. Suelen salir menos en la tele, y se suele hablar menos de ellos.

En las democracias que son también monarquías el jefe del Estado es un rey o una reina, y lo suele ser hasta su muerte o hasta que abdique en un descendiente (un hijo o hija, si los tiene). Gran Bretaña, Suecia, Holanda y España, por poner unos ejemplos, son monarquías democráticas.
En las democracias que son repúblicas el jefe del Estado es una persona elegida por los ciudadanos para que ejerza su función durante un período de tiempo determinado. Francia, Alemania o EE.UU son republicas y democracias. A veces el jefe del Estado coincide con el presidente del gobierno, como ocurre en EE.UU; pero en otras ocasiones, como ocurre en Alemania, no es así.
El jefe del Estado, sea rey o no, suele tener menos poder que el presidente del gobierno (primer ministro en los países anglosajones). Generalmente tiene un poder simbólico y se ocupa más de representar los intereses de su la nación de cara a otros países. Pero esto también puede variar según las democracias.
Existen monarquías que no son democracias como por ejemplo Marruecos o Arabia Saudita; y repúblicas que tampoco lo son, como Cuba o China comunista.

2.Democracias liberal-sociales y democracias social-liberales
Toda democracia considera valiosos la libertad de sus ciudadanos y la igualdad entre ellos. Pero algunas democracias ponen por delante la libertad y otras dan un poco más importancia a la igualdad. Solemos decir que las primeras son democracias más liberales y las segundas democracias más sociales.
Podemos considerar estas dos palabras como apellidos de las democracias, y según el orden que le demos a estos apellidos las democracias son un poco distintas. Existen entonces democracias liberal-sociales (estados democráticos de derecho) y democracias social-liberales (estados democráticos sociales de derecho)
En las democracias liberal-sociales suelen dar más importancia a la libertad de los ciudadanos (derechos o libertades civiles) y atienden un poco menos a la igualdad económica o a aquellas cosas que tenían que ver con el bien común (derechos sociales). Por consiguiente, en estas democracias el Estado suele reclamar menos impuestos a los ciudadanos. La enseñanza gratuita o la asistencia médica gratuita, por ejemplo, no está siempre garantizada. A menudo, en parte o en su totalidad, tiene que pagarla el ciudadano. EE.UU o Gran Bretaña son ejemplos de este tipo de democracia.
        En las democracias del continente europeo se suele dar más importancia a la igualdad (derechos sociales). Por eso se les suele llamar estados del bienestar. No obstante, el Estado tiende a recaudar más impuestos para poder mantener y crear colegios u hospitales que puedan ser dignos y gratuitos a los que podamos acceder todos.

3. Estado unitario y Estado como asociación de estados.
       Los estados democráticos también pueden diferenciarse en virtud de su estructura interna. Esto es, cómo ordenan su territorio política y administrativamente.
       En este sentido las democracias pueden ser estados unitarios (centralizados o descentralizados autonómicos), o bien un estado que sea a su vez una asociación de estados (federación o confederación de estados). España es una democracia constituida como estado unitario, pero descentralizado y autonómico. No solemos referir a ella como Estado de las autonomías.

Estado único
        a)Centralizados
Un Estado unitario centralizado es aquel en donde existe un solo centro de poder político que extiende su acción a lo largo de todo el territorio del respectivo Estado mediante sus agentes y autoridades locales delegadas de ese mismo poder central. Además, cuenta con un solo poder legislativo que legisla para todo el país; un poder judicial, que aplica el derecho vigente a todo el territorio del Estado, un solo poder ejecutivo y una sola constitución política que rige en todo el territorio (no hay constituciones federales o estatutos de autonomía). El estado unitario suele estar dividido en diversas zonas o regiones político-administrativas que no son autónomas en sus regímenes internos. Es decir, los gobernantes de las regiones son designados directamente por el gobierno central. Francia, por ejemplo, es un estado democrático unitario y centralizado.
        b)Descentralizados. Estados regionales o autonómicos
En los estados autonómicos las distintas autonomías no tienen una o varias de los tres poderes fundamentales del estado: legislativo, ejecutivo y judicial. En el caso de España aunque las autonomías tienen cierto poder ejecutivo (gobierno autonómico) y legislativo (parlamentos autonómicos) no tienen sin embargo poder judicial independiente.
Los estados regionales o autonómicos suelen ser estados con un pasado centralista, pero que progresivamente han otorgado mayor autonomía a las diversas regiones que los conforman. El grado de autonomía varia dependiendo del estado. Es decir, en los estados regionales el gobierno central ha cedido algunos derechos y competencias a las regiones que la conforman. España e Italia, entre otras, son estados democráticos autonómicos.

Estados que son a su vez una asociación de estados

        a)Estados federales
Las federaciones son estados conformados por entidades que originariamente eran soberanas e independientes. Siendo los Estados en principio independientes ceden su soberanía a una entidad supranacional o gran nación. No obstante, esta cesión es irreversible. Los estados que conforman la federación tienen la capacidad de hacer leyes para su territorio, capacidad de ejecutarlas por un gobierno federal del Estado en cuestión e incluso tribunales de justicia propios para cada Estado. En principio los estados que son federaciones son más descentralizados que los autonómicos, aunque no siempre. En los estados federados son las regiones las que han cedido algunas de sus atribuciones al poder central. Democracias federales son EE.UU y Alemania, por ejemplo.
       b)Confederación de estados
Ésta posee una estructura semejante a la de una federación, pero con un go-bierno central disminuido en relación con un gobierno federal. Una confederación es una serie de Estados que, mientras que en ciertos aspectos puntuales comparten soberanía temporalmente, son considerados totalmente soberanos y mantienen el derecho a separarse unilateralmente. Un ejemplo es Suiza, llamada confederación Helvética.


PREGUNTAS SOBRE EL TEMA
TEMA 3 DIFERENCIAS ENTRE LAS DEMOCRACIAS MODERNAS.

1/Lee detenidamente el tema y subraya lo más importante.
2/ Escribe un resumen del tema que ocupe entre una página y dos páginas.
3/Cita los países europeos que son monarquías
4/Cita dos países que sean democracias y monarquías
5/Cita dos países que sean democracias y repúblicas
6/Cita un país que sea monarquía y que no sea democracia.
7/Cita un país de Europa que sea una confederación de estados.
8/Cita un país europeo que sea un Estado federal.
9/Cita un país europeo que sea un Estado unitario centralizado.

10/ Pon V o F según sea Verdadero o Falso:
1__En las democracias liberal-sociales suelen dar más importancia a la libertad de los ciudadanos (derechos o libertades civiles)
2__EE.UU o Gran Bretaña son ejemplos de democracias liberales-sociales.
3__España es una democracia constituida como estado unitario, pero descentralizado y autonómico.
4__El estado unitario puede estar dividido en diversas zonas o regiones político-administrativas que no son autónomas en sus regímenes internos.
5__Democracias federales son Francia y Portugal, por ejemplo.
6__Una confederación es una serie de Estados que, mientras que en ciertos aspectos puntuales comparten soberanía temporalmente, son considerados totalmente soberanos y mantienen el derecho a separarse unilateralmente.
7__España es una confederación de estados.




TEMA 4
LA TRANSICIÓN Y
LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA
    
La primera constitución española fue la de Cádiz de 1812, que instauró en nuestro país la monarquía constitucional. Fue llamada La Pepa porque se aprobó el día de san José (19 de marzo).El rey no estaba ya por encima de la ley, sino sometido a ella.
Desde 1812 hasta 1936 se sucedieron en España distintas constituciones monárquicas o republicanas donde cabe resaltar la poca duración de éstas. En 1931 se promulga la Constitución de la Segunda República. Pero su vida también es muy corta. En 1936 estalla la guerra civil en España y en 1939 el General Franco gana la guerra e instaura un régimen dictatorial que acabará con la muerte del dictador en 1975.
Tras la muerte de Franco se inició el proceso de transición política a un sistema democrático. La monarquía hizo de puente entre el viejo régimen franquista y el nuevo proyecto democrático. Pues el Rey fue nombrado sucesor por Franco. Las fuerzas políticas y sociales (partidos políticos y sindicatos) negociaron los cambios con moderación y consenso. Y el pueblo español apoyó masivamente el proceso.

Durante la Transición, los dirigentes políticos y todos los ciudadanos tuvieron que afrontar con serenidad dos serios obstáculos que amenazaron gravemente el establecimiento y la consolidación de la actual democracia:
            a)El terrorismo, especialmente de ETA, que a través de acciones violentas pretendía doblegar la voluntad del Estado y la voluntad del pueblo español.
b)Y la amenaza del golpismo por parte de un sector del ejercito que desconfiaba de los cambios que se iban produciendo en nuestro país.
La elaboración de la Constitución de 1978 requirió una serie de procesos laboriosos y complicados:
El Rey designó como presidente del gobierno a Adolfo Suárez, un hombre joven y moderado que sería el encargado de dirigir el proceso. El gobierno de Suárez elabora un proyecto de ley para la Reforma Político para poder iniciar el proceso hacia la democracia. La Ley para la Reforma Política se sometió a referéndum en diciembre de 1976 y fue aprobada masivamente por la ciudadanía. Esta norma consagraba el pluralismo político al permitir la legalización de los partidos políticos prohibidos durante el franquismo. Este requisito era imprescindible para unas elecciones generales democráticas.


Posteriormente, en junio de 1977, se celebraron las elecciones generales de las que salieron las primeras Cortes democráticas (Congreso y Senado). Las Cortes actuaron, de hecho, como Cortes constituyentes y elaboraron la constitución vigente. Finalmente, el 6 de diciembre de 1978 la Constitución se sometió a referéndum y quedó aprobada con el 88% de los votos afirmativos.

 La Constitución española aprobada el 6 de diciembre de 1978 en su primer artículo dice lo siguiente:

1. “España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político.
En este el primer apartado se define al país como un “Estado social y democrático de Derecho”. Al señalar que España se constituye como un Estado social se está declarando que los gobernantes se preocuparán especialmente de las cuestiones sociales. Es decir, que cuestiones como la educación o la asistencia médica, que beneficia a todos y especialmente a las capas más humildes de la sociedad, nos alcancen a todos. España es una democracia social-liberal. Que España sea un Estado de Derecho quiere decir no sólo que vaya a organizarse políticamente como una democracia, sino también que la ley y el derecho estarán por encima del poder político, de manera que ningún gobierno o autoridad podrá incumplir la ley o modificarla mediante estrategias no democráticas. La autoridad y el poder, en cualquier estado de derecho, reside en la ley y no en las fuerzas de seguridad, los políticos o los gobernantes que, ateniéndonos al significado del estado de derecho, están también obligados a cumplirla. Por eso se suele decir que el estado de derecho es el imperio de la Ley.

2. La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado.

En este segundo apartado se atribuye la soberanía al pueblo español, lo que quiere decir que ningún poder político es válido y legítimo si no ha sido democráticamente elegido por el pueblo. El pueblo o la nación española son todos y cada uno de los ciudadanos españoles. Una comarca, provincia o Comunidad autónoma es parte del pueblo español, y no puede tomar decisiones que incumben a todo el pueblo español, que es donde reside la soberanía. Una autonomía, por ejemplo, no puede convocar un referéndum para independizarse del resto de España. Se trata de una característica típica de todas las democracias a partir de la revolución francesa: el poder reside en la nación política y no en una parte de ella (autonomía o estado federal), en ningún tipo de institución externa o en la intervención divina. Si un gobierno tiene capacidad de tomar decisiones, crear, modificar o anular leyes es porque representa esa soberanía popular, esa capacidad de los ciudadanos de una nación-estado de gobernarse a sí mismo.

3. La forma política del Estado español es la Monarquía parlamentaria.”
En este tercer apartado se afirma que la Monarquía parlamentaria será la forma política del estado español. En una monarquía parlamentaria el rey desempeña las funciones de Jefe del Estado, sancionando las leyes a propuesta del parlamento. Su poder real y efectivo en las monarquías modernas es reducido: entre otras atribuciones, el rey de España convoca y disuelve las cortes generales, nombra y cesa al presidente y al resto de miembros del gobierno (siempre según la ley). Es el jefe de las fuerzas armadas. La monarquía en la actualidad ejerce tareas de representación del estado y simboliza la unidad, continuidad y permanencia del estado por encima del gobierno o la actuación de cualquier partido político.

La democracia española encuentra en las Cortes generales su máxima representación, pues es el lugar donde los partidos políticos, en representación del pueblo que los elige, discuten y crean las leyes que se aplican dentro del estado. Las cortes generales están compuestas por dos cámaras:

Congreso de los diputados, o cámara baja: está integrada por un número de diputados que oscila entre 300 y 400. Desde 1985 se ha fijado su número en 350. Entre sus funciones más importantes hay que destacar la elaboración (junto con el Senado) de las leyes, el control del gobierno y también la elección del mismo o su disolución en caso de que se plantee una moción de censura.

Senado o cámara alta: formado por un número variable de senadores, comparte funciones con el congreso de los diputados como son la creación de las leyes y el control del gobierno.
      

Pudiera parece que el Senado y el Congreso se solapan en sus funciones y atribuciones. En cierta forma es así, pero esto no representa un obstáculo, sino que se entiende como una garantía de que el proceso de redacción y aprobación de una ley sigue una serie de pasos determinados, sometidos al control de las dos cámaras. A menudo, una propuesta de ley del Congreso es corregida en el Senado, mientras que las observaciones del Senado pueden ser también modificadas por el Congreso. En definitiva se trata de una forma más de dividir el poder y someterlo a control, asegurándose así que un partido determinado pueda saltarse las normas procesales e imponer las leyes a su antojo. El sistema de gobierno procesal y bicameral surge como un intento de controlar el poder y encauzarlo dentro de unas condiciones lo más racionales posibles.

PREGUNTAS SOBRE EL TEMA

TEMA 4 LA TRANSICIÓN Y LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA


1/Lee detenidamente el tema y subraya lo más importante.
2/ Escribe un resumen del tema que ocupe entre una página y dos páginas.
3/Di lo que sepas sobre la constitución de Cádiz de 1812.
4/¿Qué dice el primer apartado del primer artículo de la constitución española de 1978?
5/¿Cuándo se inicia la Transición en España?
6/Durante la Transición, los dirigentes políticos y todos los ciudadanos tuvieron que afrontar con serenidad dos serios obstáculos que amenazaron gravemente el establecimiento y la consolidación de la actual democracia. ¿Cuáles eran?

7/ Pon V o F según sea Verdadero o Falso:
1__A la constitución de Cádiz de 1812 se la conoce como La Lola
2__En 1936 estalla la guerra civil en España y en 1939 el General Franco gana la guerra e instaura un régimen dictatorial que acabará con la muerte del dictador en 1975.
3__El Rey de España fue nombrado sucesor  por Franco.
4__El Rey designó como presidente del gobierno a Adolfo Suárez, un hombre joven y moderado, que sería el encargado de dirigir la Transición a la Democracia.
5__El 6 de diciembre de 1978 la Constitución se sometió a referéndum y quedó aprobada con el 88% de los votos afirmativos.
6__La forma política del Estado español es la República parlamentaria.
7__Las cortes generales están compuestas por dos cámaras: Congreso de los diputados y Senado



TEMA 5
EL PODER JUDICIAL ESPAÑOL

       Para tener una imagen elemental del sistema democrático español conviene hacer algunas referencias al sistema judicial. El órgano de gobierno del sistema judicial es el Consejo General del Poder Judicial, que vela por la independencia del poder judicial respecto a las posibles intromisiones del ejecutivo (representado en el Parlamento). Está compuesto por el Presidente del Tribunal Supremo y 20 miembros que permanecen en el mismo durante un período de 5 años. De estos 20, 12 son jueces elegidos por los propios jueces, mientras que los ocho restantes son abogados de reconocido prestigio, proponiendo 4 el Congreso y otros 4 el Senado. El CGPJ no imparte justicia, sino que su labor consiste en organizar y mejorar la eficacia del sistema judicial. Por ello, de este Organismo dependen los siguientes tribunales:


• Tribunal Constitucional: compuesto por 12 miembros nombrados por el Senado (4), el Congreso (4), el Gobierno (2) y el CGPJ (2). Su función es velar por el mantenimiento y cumplimiento de la Constitución. No es jerárquicamente superior al Tribunal Supremo, sino que sencillamente juzga sobre asuntos distintos. Entre otros, son competencia del TC la constitucionalidad de leyes, la violación de derechos fundamentales recogidos en la Constitución y los conflictos entre Comunidades Autónomas.


Tribunal Supremo: es el máximo organismo de justicia de España. Compuesto por un Presidente, y por un número indeterminado de Magistrados. Es el último tribunal al que se puede apelar, y sus sentencias no pueden ser recurridas, a no ser que se aprecie que se están violando derechos fundamentales recogidos en la Constitución. Sus miembros son nombrados por  tres quintos del Pleno del Consejo General del Poder Judicial

• Audiencia Nacional: Se encarga de los casos especialmente graves, fundamentalmente de casos de terrorismo. Sus decisiones pueden ser revocadas por el Tribunal Supremo.

• Tribunal Superior de Justicia: es el máximo tribunal dentro de cada Comunidad Autónoma.

• Audiencia provincial: máximo órgano de decisión dentro de cada provincia.

• Tribunales de primera instancia: son los órganos judiciales encargados de fallar en materia civil y de instruir el caso en materia penal. Si se da esta opción, el juez de instrucción recogerá todos los datos pertinentes para la investigación, interrogará a los testigos y elaborará toda la documentación pertinente para que el caso sea juzgado por el Tribunal competente.




Como se ha remarcado, uno de sus principios rectores de la democracia es la separación e independencia de poderes y el control de los mismos, de manera que no puedan sobrepasar los límites que la ley impone. No obstante, los períodos democráticos en los que existe una mayoría absoluta en el Congreso y el Senado suelen caracterizarse por intento de acercamiento entre distintos poderes. A esta circunstancia hemos de añadir una crítica frecuente al sistema democrático español, que es la politización del sistema judicial. Como se ha explicado antes, el poder jurídico (organizado por el CGPJ) debería ser independiente del político, pero no hemos de olvidar que el Congreso y el Senado intervienen activamente en la designación de los miembros de los tribunales más importantes. ¿Cómo garantizar entonces la independencia jurídica? El problema es cómo designar a las personas que deben ocupar puestos de tan alta responsabilidad de un modo independiente de la política. Esto hace que las decisiones judiciales sean a menudo objeto de debate político, y que, por otro lado, frecuentemente se escuche que los partidos tampoco están interesados en modificar el actual sistema, que les permite, de un modo indirecto, actuar en el sistema judicial. Estas cuestiones están aún abiertas y si a ellas le unimos el fuerte poder de los grandes medios de comunicación y la falta de formación política de gran parte de la ciudadanía, son quizás las cuestiones más importantes que ha de solventar una democracia aún joven como la española.
     

































PREGUNTAS SOBRE EL TEMA

TEMA 5 EL PODER JUDICIAL ESPAÑOL


1/Lee detenidamente el tema y subraya lo más importante.
2/ Escribe un resumen del tema que ocupe entre media página y una página.
3/¿Cuáles son las funciones del Tribunal Constitucional?
4/Enumera en orden de importancia los cinco tribunales del poder judicial español.




TEMA 6
LA ESPAÑA DE LAS AUTONOMÍAS

La historia de España, especialmente la de los siglos XIX y XX, ha fluctuado entre un Estado centralista (las mismas normas, derechos y obligaciones para todos los españoles) y la vocación diferenciadora de los “nacionalistas” (defensores de unos derechos distintos para aquellos pueblos de España que los nacionalistas consideran naciones).

Nuestra Constitución ha intentado superar este hecho con las siguientes disposiciones:

1-La nación española es la patria común e indivisible de todos los españoles (articulo 2)

2-Se reconoce y garantiza “el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas” (articulo 2.1). Esta solidaridad supone que “las diferencias entre los estatutos de las distintas Comunidades Autónomas no podrán implicar, en ningún caso, privilegios económicos o sociales” (artículo 138.2)

3-Se instaura un reparto de competencias entre las Comunidades Autónomas (articulo 148) que convierte al nuestro en uno de los Estados más descentralizados del mundo.
       La Constitución establece que el castellano es “la lengua oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho de usarla” (artículo 3). Pero no olvida que España es el fruto de muchos siglos de diversidad cultural, que tiene su reflejo en la existencia de otras lenguas que también se han empleado históricamente en determinadas regiones de nuestro país. Por eso también establece la cooficialidad de otras lenguas españolas en sus respectivas comunidades (artículo 2.2) y reconoce nuestro pluralismo lingüístico como un patrimonio cultural que debemos respetar y proteger.
       Cada Comunidad cuenta con un Estatuto que organiza sus competencias y peculiaridades legales, un Parlamento autonómico que elabora leyes y presupuestos en el ámbito regional, un Gobierno autónomo que las aplica, y un tribunal Superior de Justicia que entiende de asuntos judiciales exclusivos de cada Autonomía. No obstante, los poderes centrales del Estado tienen reservadas competencias exclusivas como la defensa nacional, las relaciones internacionales y la elaboración de disposiciones básicas a las que han de ajustarse las actuaciones de las Comunidades Autónomas. Asimismo puede conceder nuevas competencias o incluso reclamar competencias cedidas previamente si considera que esto es beneficioso para el bien común. Por ejemplo, el Estado central cedió en gran medida las competencias sanitarias y educativas a las Comunidades Autónomas. Pero igualmente puede reclamarlas y recuperarlas si lo considera conveniente para el bien general de la nación.
       España se vertebra en 17 comunidades autónomas y dos ciudades autónomas.


       Las diecisiete autonomías son: Andalucía, Aragón, Islas Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Comunidad de Madrid, Comunidad Foral de Navarra, Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia, País Vasco, Principado de Asturias, Región de Murcia y La Rioja. A esto se añaden Ceuta y Melilla como ciudades autónomas, y también unos determinados islotes situados en el norte de África conocidos como Plazas menores de soberanía, administrados directamente por el gobierno español desde Madrid.
Las autonomías con lengua cooficial son: Islas Baleares, Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia y País Vasco.






Cada comunidad autónoma está formada por una o varias provincias hasta un total de 50 en todo el territorio nacional. A su vez cada provincia está dividida en un número variable de municipios. Los municipios son las entidades territoriales básicas en la organización territorial de España. Torrejón es un municipio que pertenece a la provincia de Madrid; que a su vez es una Comunidad Autónoma uniprovincial. como Asturias, Navarra, La Rioja y Murcia.
















PREGUNTAS SOBRE EL TEMA
TEMA 6 LA ESPAÑA DE LAS AUTONOMÍAS.

1/Lee detenidamente el tema y subraya lo más importante.
2/ Escribe un resumen del tema que ocupe entre media página y una página.
3/ Nombra en el mapa las Comunidades autónomas de España que sólo tienen una provincia y píntalas de amarillo.
4/Nombra en el mapa las Comunidades autónomas de España que tienen una lengua cooficial y píntalas de verde.
















TEMA 7
LA DEMOCRACACIA ANTIGUA: ATENAS

1.INTRODUCCIÓN
        La palabra democracia es de origen griego y significa gobierno del pueblo (gobierno de los demos que podemos entender como barrios o pequeñas regiones en que se dividía la polis). El primer rasgo que descubrimos en toda democracia es precisamente éste: el pueblo es quien gobierna su estado o ciudad.
        La democracia parte pues de la idea básica de que el pueblo es responsable y está capacitado para autogobernarse. El miedo al pueblo o el menosprecio de su valía es antidemocrático.
        La primera democracia que se conoce en la historia surgió en la Grecia antigua, en un pequeño Estado llamado Atenas allá por el siglo VI antes de Cristo. En el año 508 a. C., un griego llamado Clístenes estableció la democracia ateniense. Pero fue un poco más tarde cuando esta democracia alcanzó su esplendor. Desde el año 461 hasta el 429 Pericles dominó soberanamente la política ateniense. Este periodo de más de 30 años representa el punto culminante del Imperio, de la democracia y del esplendor artístico y cultural de Atenas. En este ámbito surgen Sócrates, los sofistas y, posteriormente, Platón y Aristóteles. La Atenas de Pericles es considerada como el Renacimiento de la Antigüedad.
Como ocurre en las democracias actuales, el pueblo es quien gobierna. No obstante, la democracia ateniense no es exactamente igual a las democracias modernas. Podríamos decir que en algunos aspectos era mejor, pero en otros eran claramente peor o más imperfecta que las actuales. Sin embargo, gracias a esta primera democracia existen las democracias actuales.
        Veamos entonces un poco en qué consistía esta democracia de la antigua Atenas, pues allí vivieron también los primeros ciudadanos de la historia.
Antes de Atenas todas las personas eran súbditos de sus gobernantes. En Atenas había sin embargo ciudadanos.

2.CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LA DEMOCRACIA ATENIENSE
       El pueblo ateniense estaba constituido por los ciudadanos, aproximadamente 40.000 personas, y la principal institución política era la Asamblea popular que integraba al pueblo entero. Por tanto, en la democracia ateniense el ciudadano tenía derecho, e incluso el deber, de asistir, hablar y ser oído por sus conciudadanos pudiendo influir así en las leyes y decretos de su ciudad.
       En las democracias modernas los políticos representan al pueblo y los ciudadanos tiene una influencia o poder indirecto sobre las leyes. En Atenas el pueblo se representaba a sí mismo y el ciudadano tenía un poder directo, sin intermediarios, sobre las leyes. Por eso decimos que la democracia ateniense es una democracia directa o asamblearia y las democracias modernas son democracias indirectas o representativas.
        La Asamblea se reunía una vez por semana y tenía poder absoluto: podía condenar a cualquiera a muerte o al ostracismo (exilio por 10 años), podía revocar las leyes existentes y promulgar otras nuevas, podía declarar la guerra o firmar la paz, podía conceder hoy plenos derechos a un político y quitárselos mañana, podía establecer impuestos, concertar alianzas, decidir sobre obras públicas, el servicio militar, el culto a los dioses, etc. En la Asamblea siempre triunfaba la opinión respaldada mayoritariamente por medio del voto.
Además de la Asamblea, el Estado tenía una serie de órganos y cargos especializados como la bulé o Consejo, 500 ciudadanos, que preparaban las sesiones de la Asamblea; los tribunales de justicia y la máxima dirección militar y política: el estratego o los estrategos: entre diez y un ciudadano, según la época.


        ¿Cómo determinar, democráticamente y con verdadera igualdad de oportunidades, quienes ocuparían estos puestos? Los estrategos eran elegidos por la Asamblea. Pero los miembros del Consejo o los jueces se decidían por sorteo. Ahora bien, había algunos ciudadanos: agricultores y artesanos, que no podían dedicarse a estos cargos, pues tendrían que abandonar su hacienda y su medio de vida ¿Cómo solucionar esto? Por medio de “las dietas”, una especie de subvención equivalente al salario medio de un artesano.
        El servicio militar por tierra era obligatorio sólo para los ciudadanos ricos y la clase alta. Se consideraba que quienes mayores beneficios obtienen del sistema son los que con más justicia han de defenderlo en caso de guerra y no a la inversa. Los ciudadanos más pobres estaban exentos de esta obligación. Había sin embargo un servicio militar voluntario en la flota griega que si estaba remunerado. Actuaba como un enorme subsidio de desempleo entre los ciudadanos más pobres y desasistidos.
        Todos estos factores: la Asamblea, el sorteo de cargos, la introducción de dietas, la posibilidad de alistarse a la flota y cobrar, hicieron que el pueblo ateniense fuera activo políticamente. La política se realizaba deportivamente y no había conflictos sociales como en otras polis griegas. Los ciudadanos estaban conformes y orgullosos de su sistema y lo implantaban, siempre que podían, en las ciudades estados en las que ejercían influencia.

3.ASPECTOS DE LA DEMOCRACIA ATENIENSE QUE ENTRAN EN CONFLICTO CON LA DEMOCRACIA MODERNA.
La intensa vida política de que disfrutaban los ciudadanos atenienses, aproximadamente un 20% de la población, era posible gracias a la explotación de la inmensa mayoría de los habitantes de Atenas que no eran ciudadanos, un 80% de la población: esclavos, mujeres y metecos.




La democracia ateniense era un sistema bastante machista. Las mujeres se pasaban la vida encerradas en un cuarto especial de la casa: el gineceo, tejiendo, cocinando o cuidando de los niños. Ellas vestían a los niños y alimentaban a toda la población; pero estaban totalmente aisladas de la vida social y política. Mientras los niños recibían una cuidada educación desde los siete años (gramática, lectura, música, gimnástica, escritura, etc.), las niñas no sabían ni aprendían nada, permanecían en el gineceo materno hasta el día de su boda que pasaban al gineceo de la casa del marido.
        Otro grupo discriminado era el de los esclavos. Eran esclavos los prisioneros de guerra, niños abandonados, hijos de esclavos y presos importados de otras regiones. Las condiciones de vida de los esclavos eran muy variadas. La mayoría se ocupaban, con las mujeres, de los servicios domésticos en la casa de ciudadanos ricos o de clase media. Otros trabajaban en la agricultura, en talleres, en minas y en molinos.
        El tercer grupo discriminado era el de los metecos: hombres libres, extranjeros, que no eran ciudadanos atenienses. En su conjunto estaban muy considerados por los ciudadanos y en gran medida fueron los protagonistas del surgir de la cultura ateniense. En su mayoría procedían de otros pueblos griegos atraídos por el esplendor económico y cultural de Atenas y eran comerciantes, viajantes, intelectuales, artistas y profesores. Los ciudadanos respetaban y admiraban a los metecos y a menudo les confiaban la administración de sus negocios y la educación de sus hijos. El Estado ateniense nunca les reconoció derechos políticos.







PREGUNTAS SOBRE EL TEMA

TEMA 7 LA DEMOCRACIA ANTIGUA: ATENAS


1/Lee detenidamente el tema y subraya lo más importante.
2/ Escribe un resumen del tema que ocupe entre una página y dos páginas.
3/¿Qué significa la palabra democracia?
4/¿La democracia ateniense era directa o representativa?
5/¿Qué diferencia hay entre una democracia directa y otra representativa?
6/¿Qué tres colectivos sociales no tenían derechos políticos en la Atenas democrática?

7/Pon V o F según sea Verdadero o Falso:
1__La palabra democracia es de origen griego y significa gobierno del más fuerte.
2__ En la democracia ateniense el servicio militar por tierra era obligatorio sólo para los ciudadanos ricos y la clase alta. 
3__La democracia ateniense era un sistema bastante machista. 
4__Los metecos eran los esclavos.
5__Pericles fue un meteco muy influyente en la política ateniense..
6__En la democracia ateniense los jueces se elegían por votación.






TEMA 8
LA DEMAGOGIA

En toda democracia el saber hablar y comunicar claramente es una condición básica para alcanzar el poder político, pues los políticos tienen que convencer y someterse a la votación de los ciudadanos. Esta capacidad se llama retórica. No obstante, a veces los políticos hablan demagógicamente. Es decir, intentan convencer a los ciudadanos a partir de mentiras. La demagogia es la perversión de la democracia. El discurso político se convierte entonces en un discurso falaz o sofístico.
Una falacia o un sofisma es un argumento que tiene apariencia de validez, pero que resulta ser inválido.   
Uno de los defectos más importantes de la democracia ateniense, y de toda democracia, era su fácil prestación a la demagogia. Cada reunión de la Asamblea era un mitin donde el que mejor hablaba, más divertía o emocionaba, dominaba la situación política. Así pues los verdaderos gobernantes eran los oradores que con sus palabras lograban arrastrar tras de sí a la Asamblea. Cuando las dotes oratorias recaían en un hombre de gran talla humana e intelectual como Pericles la democracia marchaba bien, pero otras veces la Asamblea era dominada por hombres no muy fiables y grandes demagogos. También hoy la democracia moderna tiene este riesgo.
         
  
PREGUNTAS SOBRE EL TEMA
TEMA 8 LA DEMAGOGIA

1/Lee detenidamente el tema y subraya lo más importante.
2/ Escribe un resumen del tema que ocupe entre media página y una página.
3/¿Qué es la demagogia?
4/¿Qué es la retórica?
TEMA 9
FORMAS POLÍTICAS NO DEMOCRÁTICAS

En nuestro pasado más reciente la democracia no ha sido un sistema mayoritario en el mundo, hasta el punto de que el siglo XX podemos llamarlo “el siglo de las dictaduras”. En un sentido genérico podemos decir que toda forma de gobierno que no es una democracia es una dictadura o tiranía. Lo común a todas ellas es que desaparece la independencia de poderes y se suprimen los derechos civiles (libertades individuales) y los partidos políticos. El sufragio no existe o si existe no tiene garantías democráticas (o no es universal y no votan las mujeres por ejemplo y/o no todos los partidos pueden presentarse). Los opositores políticos son reprimidos, encarcelados o a veces exterminados. No obstante, no todas las dictaduras son iguales. Hay diferencias entre ellas. Señalamos a continuación una de la más básicas clasificaciones.

1.Fascismo.
Hay un dictador que suspende el estado de derecho y convierte su voluntad en ley. En un estado fascista el ideal que pretende realizar el poder es que el individuo subyugue su voluntad al interés del Estado. Los sentimientos nacionales son exaltados por el poder. Todos somos partes de un gran engranaje más importante: la nación encarnada en el Estado. Desde el punto de vista económico, las actividades productivas deben ser dirigidas por la autoridad política aunque de un modo indirecto y a veces coactivo. No hay planificación estatal de la economía, pero tampoco se puede decir que haya una autentica libertad de iniciativa económica. El fascismo surgió en el período de entreguerras como consecuencia de algunos rebrotes nacionalistas en Europa y se consolida en Italia gobernada por Benito Mussolini hasta el final de Segunda Guerra Mundial. Hoy en día el fascismo es repudiado por las mayorías, aunque por supuesto siempre existen grupos minoritarios que reivindican este movimiento.

2.Nazismo.
La palabra nazismo viene de nacional socialismo. El nazismo va un poco más allá del fascismo. La diferencia fundamental es la concepción racista de la realidad. Para los nazis la historia es la lucha de razas, y la raza superior tiene que gobernar y someter a las otras razas. El nazismo extermina siempre al opositor político, grupos considerados degenerados (homosexuales, delincuentes, etc.) y a las razas que considera más inferiores. Tolera la existencia de otras razas inferiores, pero sometidas a las superiores. El nazismo surge también en el periodo de entreguerras, en Alemania, con la toma del poder por Hitler. Hitler se propone exterminar a todos los judíos, negros, gitanos y otras razas que considera inferiores. El Holocausto nazi acabó con más de seis millones de judíos que asesinó sistemáticamente en cámaras de gas. La raza aria se considera superior y destinada a gobernar el mundo.

En 1935 Adolf Hitler promulga las leyes racistas del Reich alemán:
"Profundamente convencido de que la preservación de la sangre alemana es la condición primera de la supervivencia del pueblo alemán y animado de la irreductible voluntad de asegurar definitivamente el porvenir de la nación alemana, el Reichstag ha adoptado por unanimidad y promulga la siguiente ley:

Artículo 1:
7. Quedan prohibidos los matrimonios entre judíos y súbditos de sangre alemana o asimiladas. Los matrimonios concertados a pesar de esta prohibición son nulos de todo derecho, incluso si, para burlar la ley, hubiesen sido contraídos en el extranjero.
2. Sólo el Procurador puede invocar una causa de nulidad.
Artículo 2:
 Quedan asimismo prohibidas las relaciones extraconyugales entre judíos y súbditos de sangre alemana o asimilada.
Artículo 3:
Queda prohibido que los judíos contraten como empleadas de hogar a mujeres de sangre alemana o asimilada, de menos de 45 años.
Artículo 4:
 7. Queda prohibido que los judíos enarbolen o engalanen con los colores nacionales. 
2. En cambio, pueden engalanar con los colore: judíos. El ejercicio de este derecho queda garantizado por el Estado.
 Articulo 5: 
7. Quien contravenga las disposiciones del artículo 1, puede ser sometido a reclusión. 
2. El hombre que contravenga las disposiciones del artículo 2, puede ser sometido a prisión o reclusión.
 3. Quien contravenga las disposiciones de los artículos 3 y 4 puede ser sometido a multa o a una pena de prisión de hasta 1 año.
Artículo 6:
 El Ministerio del Interior del Reich de acuerdo con el Representante del Führer, dictará las prescripciones legales y administrativas necesarias para la aplicación y publicación de la presente ley.
Artículo 7:
 La presente ley entrará en vigor el día siguiente de su promulgación, excepto el artículo 3, cuya vigencia será a partir del 1 de enero de 1936.”

Nuremberg, 15 de septiembre de 1935. El Führer y Canciller del Reich.

3.Comunismo.
Considera la realidad histórica como lucha de clases sociales donde la clase obrera debe ganar finalmente y eliminar las diferencias de clase de un modo definitivo. Se instaura entonces la dictadura del proletariado. Un estado comunista impone la planificación estatal de la economía. Esto es, el Estado, que se convierte en el propietario de todas las fábricas y campos de cultivo, decide qué se produce y a qué precio se debe vender. El primer estado comunista de la historia fue la Unión Soviética (que comprendía la actual Rusia y algunos estados más, hoy independientes). Este estado surge tras la revolución que en 1917 acabó con la monarquía (el Zar Nicolás II). El líder de la revolución, y el primer jefe del estado soviético, fue Lenin. Lenin fue sucedido por Stalin. Otro país comunista actual es Cuba.

4.Teocracia.
Teocracia indica que el poder político está en manos de las autoridades religiosas. Las leyes vigentes son, pues, las normas morales acordes con la religión en cuestión.
En el pasado europeo encontramos múltiples teocracias de carácter cristiano (prácticamente durante toda la Edad Media). No obstante, en la actualidad las más frecuentes y dictatoriales son algunas teocracias islámicas. La primera teocracia islámica de nuestra época fue la que se instituyó en Irán tras derrocar al rey (Sha de Persia) en 1978. La llamada revolución islámica puso a la cabeza del poder político a los clérigos islámicos radicales liderados por el ayatolá Jomeini. Irán sigue siendo hoy una teocracia islámica. Aunque actualmente el poder ejecutivo lo ejerce un presidente electo, el clero islámico debe dar su aprobación a cualquier candidato que opte a un puesto de elección popular y supervisa todas las decisiones políticas. Otra teocracia islámica es, por ejemplo, Arabia Saudita. La monarquía se declara como defensora del Islam con el Corán como constitución y la Sharia (ley islámica) como ley política.


Si lo peculiar del nazismo era la concepción racista, lo peculiar de la ley islámica es su concepción machista. Las mujeres saudíes no pueden votar, conducir un coche, comer solas en un restaurante, caminar solas por la calle ni abandonar el país sin el consentimiento escrito de un familiar varón. Deben cubrirse el cuerpo entero y el rostro con una larga túnica negra. Cada mujer tiene un tutor al que se denomina mahram. En principio es su marido. Si no está casada, esta labor la ejerce el padre, un hermano, un hijo menor de edad o cualquier varón con el que no pueda casarse por el grado de parentesco. El mahram debe dar su autorización para que pueda trabajar o viajar. La policía religiosa, que patrulla las calles, vigila la conducta, la ropa y el comportamiento de las mujeres y puede detener a cualquiera, hombre o mujer, por infringir los principios morales y sociales tradicionales del país. Una mujer y un hombre que no sean familia no pueden estar juntos y solos bajo ningún concepto, y una mujer no puede quitarse el velo en el espacio público.

Una noticia publicada en varios periódicos nos da una idea de hasta donde puede llegar la aplicación de la Ley islámica:

El 9 del agosto de 2007 apareció una noticia en algunos periódicos. Un nigeriano que recientemente había abrazado la fe del Islam ayudó a una vecina de 63 años que se encontraba enferma. La llevó al hospital (en realidad a varios hospitales, hasta que uno la aceptó). El hombre no sabía que, conforme a la ley islámica, un hombre y una mujer que no sean familia directa no pueden estar juntos y solos, así que le condenaron a 50 días de cárcel, además de confiscarle todo el dinero que llevaba encima.

5.Dictaduras militares.
A veces una dictadura es impuesta por un grupo militar sin una ideología definida. Los gobernantes entonces se convierten en privilegiados que someten a la mayoría de la población con un fuerte aparato de represión para mantener su propio beneficio o el de sus amigos o allegados. Los golpes de estado militares han sido, y aún siguen siendo, muy comunes en África y en América del sur.

6.Totalitarismos.
Después de la Segunda Guerra Mundial la pensadora alemana Hannah Arendt definió con precisión lo que es un gobierno totalitario. Se trataría de dictaduras donde el grado de control del poder sobre sus súbditos; así como el grado de crueldad sobre ellos, alcanza cotas máximas. Arendt equipara al nazismo de Hitler y el comunismo de Stalin. Y los pone como modelos de formas de gobierno totalitarias. Lo peculiar de estas formas políticas serían fundamentalmente cinco cosas:

a)atomización de la sociedad. Se pretende eliminar las estructuras intermedias que hay entre el individuo y el Estado. Esto es, se elimina o se debilita la institución familiar y las organizaciones sociales o políticas donde la sociedad civil pueda elaborar criterios propios. Se trata de crear una sociedad de individuos aislados que dependan totalmente del Estado (dependencia ideológica, económica y emocional).

b)se extermina al oponente político.

c)se extermina a los miembros de un colectivo por el mero hecho de ser de ese colectivo, más allá de sus pensamientos o acciones. Stalin extermina a los que considera dueños de tierras o a los que considera clase burguesa, independientemente de sus pensamientos o acciones. Igualmente Hitler extermina a los judíos. Esta exterminación masiva se denomina genocidio, y en las leyes internacionales actuales se considera un delito contra la Humanidad.

d)los grados de propaganda política (mentira propagada reiteradamente desde los medios de comunicación) que el Estado emite son máximos. El estado intenta inculcar en la población ideas falsas, no razonadas y afines a sus respectivas ideologías apelando a la emoción de los ciudadanos.

e)son formas políticas expansionistas. Esto es, pretenden extenderse indefinidamente y gobernar el mundo. Tienen pues una vocación que podríamos denominar imperial, aunque cada uno con un discurso distinto. El nazismo de Hitler en nombre de una raza superior y el comunismo de Stalin en nombre de una presunta igualdad entre los seres humanos.








PREGUNTAS SOBRE EL TEMA
TEMA 9 FORMAS NO DEMOCRÁTICAS DE GOBIERNO.

1/Lee detenidamente el tema y subraya lo más importante.
2/ Escribe un resumen del tema que ocupe entre una página y dos páginas.
3/¿Cómo interpreta la Historia el nazismo?
4/¿Cómo interpreta la Historia el comunismo?
5/Explica tres características de los regímenes totalitarios.
6/¿Qué es el Holocausto?
7/¿Qué es una teocracia?
8/Nombra un país teocrático actual.

9/Pon V o F según sea Verdadero o Falso:
1__Para los nazis la Historia es la lucha de razas
2__El primer país comunista fue Italia.
3__Los totalitarismos son las dictaduras menos crueles.
4__El comunismo considera la Historia como lucha de clases sociales.
5__Una teocracia es un régimen que se define porque mandan los militares.
6__En las dictaduras islámicas las mujeres pueden votar, pero no pueden conducir coches.
7__El Holocausto es el intento de exterminio del pueblo judío por los nazis.
8__El nazismo aparece por primera vez en el siglo XIX.
9__El nazismo surge en Alemania.
10__Hitler era un líder comunista.
11__El fascismo italiano exterminaba a los negros.
12__En Arabia Saudita hay un régimen teocrático.
13__La ley islámica (Sharia) dice que hombre y mujer tienen los mismos derechos.
14__Lenin era un líder fascista italiano.
15__Los totalitarismos exterminan a los oponentes políticos.
16__En la Italia fascista había independencia de poderes.
17__Las mujeres saudíes no pueden caminar solas por la calle ni abandonar el país sin el consentimiento escrito de un familiar varón.
18__En un país comunista el Estado se convierte en el propietario de todas las fábricas y campos de cultivo.



TEMA 10

LAS UTOPÍAS

1.Introducción
La utopía es una forma de organización social y política que debido a la perfección teórica que supone y a los presupuestos sobre la naturaleza humana de los que parte resulta imposible o muy difícil de realizar. La palabra utopía es de origen griego y etimológicamente nos remite a un no-lugar (u-topos), algo que no existe “¿todavía?” en la realidad. El primero que utiliza esta palabra en el sentido citado es el renacentista Tomás Moro en su obra Utopía donde describe una sociedad idea.
Generalmente utopía es una palabra que tiende a valorarse en un sentido positivo. Es decir, la utopía sería siempre algo justo, bueno y deseable. No obstante, muchos filósofos nos han puesto sobre aviso de los peligros de algunas utopías aparentemente perfectas y sin embargo provocadoras de grandes males. Karl Popper, filósofo austriaco del siglo XX, es el más crítico en este sentido. Precisamente por esta controversia (por otro lado prácticamente inevitable en las cuestiones políticas) se suelen utilizar otras dos palabras que vienen a dar valor a la palabra utopía que aparecería así como aséptica o neutra: distopía y eutopía.
Designar como distopía a una concepción política es considerar que tal concepción está basado en una reflexión teórica difícil o imposible de realizar en su pureza, pero además injusta y por ende no deseable bien por sí misma o bien por las inevitables consecuencias que de ella se derivan. Si designamos una concepción política como eutopía, igualmente consideramos que tal idea está basada en un cálculo racional difícil o imposible de realizar, pero en este caso quien así la nombra la considera justa, deseable y buena. Así pues, una misma utopía será valorada como distopía por unos y eutopía por otros.

2.La utopía de Platón

Platón fue un pensador griego que vivió en Atenas en el siglo V a. De C. Fue Platón el que diseñó la primera utopía conocida en Occidente.
Para Platón el gobernante debe diseñar leyes justas y administrarlas con justicia. El conocimiento de lo que está bien o mal, de lo que es justo o injusto, no es un conocimiento fácilmente asequible. Si no investigamos, si no estudiamos y nos esforzamos, nuestros conocimientos de la justicia, el bien, etc., serán muy rudimentarios. Así pues, no todos los hombres están igualmente capacitados  para gobernar un Estado. Los más capacitados para esta tarea son los que se han pasado la mayor parte de sus vidas intentando saber. Los que han llegado a conocer la justicia en sí y el bien en sí son, por tanto, los que más saben de los conceptos éticos y políticos necesarios para gobernar un Estado y son, por tanto, los más aptos o capacitados para la tarea de gobierno. En virtud de esta consideración la utopía de Platón es una aristocracia o gobierno de los más capacitados.
Es obvio que Platón tenía en muy poca estima la forma democrática de gobierno. Para Platón la democracia es un sistema disparatado. Todos los ciudadanos promulgan leyes y las administran. La democracia pretende que todos los ciudadanos son aptos, capacitados para gobernar y, por tanto, conocedores de los ideales de justicia o bien.
El Estado de Platón estará constituido por tres clases sociales. Cada clase social tiene una función propia. La clase social de los gobernantes tiene la función propia de ser sabia, prudente y gobernar a las demás. La clase social de los militares tiene la función propia de ser fuerte, valiente y obedecer a los gobernantes. La clase social de los trabajadores tiene la función propia de la producción de bienes y obedecer a la clase de los gobernantes. Si las tres clases sociales realizan su función al unísono, se consigue la armonía entre las partes, la virtud suprema: la justicia, gracias a la cual se alcanza el Bien supremo  para el Estado.
Respecto a los gobernantes y militares la ley ha de tratar que estas dos clases no se enemisten, pues lo peor que le puede ocurrir a un estado es que ambas clases se enfrenten. Comúnmente el motivo de disputa entre los hombres es la propiedad privada. Es fácil que alguien se enfade con otro  porque le ha “quitado” la mujer o el marido, le ha robado o ha invadido su casa. Para que esto no ocurra entre gobernantes y guardianes la ley suprimirá la propiedad privada entre estas dos clases. Hombres y mujeres vivirán en comunidad de bienes y no existirá la institución matrimonial.
Respecto a los niños, la ley designa que el Estado se debe hacer cargo de su educación y crianza.
Respecto a las mujeres, el hecho anterior hace que éstas participen en la vida pública en pie de igualdad con el hombre, incluso en la guerra, pues la mujer no se encuentra ya atada a la crianza de sus hijos. Platón considera al hombre y a la mujer con los mismos talentos y facultades.
El proceso de educación tiene tres niveles. Un nivel básico, para los trabajadores, un nivel medio para los militares, donde se enseñarán fundamentalmente matemáticas y estrategias guerreras, y uno superior para los futuros gobernantes, constituido básicamente por el conocimiento del bien y la justicia.

LA PELÍCULA ANTZ Y PLATÓN

            La película Antz nos sirve para ilustrar la política platónica. Existen múltiples similitudes. Intentemos resaltarlas.
El hormiguero está estructurado en tres clases sociales: gobernantes, militares y trabajadores, de forma similar a como Platón piensa su República. Las clases sociales están determinadas por el temperamento del individuo que tiene un carácter hereditario, recordemos como al principio de la película es asignado un pico o un casco militar a la pequeña larva de hormiga. La virtud de cada clase social es el cumplimiento de su deber. Lo importante es el superorganismo o la comunidad de hormigas donde el individuo es insignificante. La aristocracia gobernante (la reina, la princesa Bala y su séquito), convive con la clase militar en Palacio (al menos con las altas jerarquías militares) y Platón prescribe que gobernantes y militares vivan en comunidad.
Las utopías más conocidas son las de carácter comunitarista y las de carácter anarquista o libertarias. La película Antz nos ilustra con todo detalle sobre una utopía comunitarista muy similar a la platónica: la organización socio-política del hormiguero; pero también se refiere a otra utopía de carácter libertario que estaría fuera del hormiguero. Un mundo de jauja donde los individuos serían absolutamente libres y encontrarían una idílica felicidad: insectopía
La película nos muestra desde el principio la utopía del hormiguero como distopía, pues incide en las consecuencias negativas de todo planteamiento comunitarista donde la voluntad libre del individuo no tiene ningún valor. Pero también insectopía acaba siendo vista de modo negativo. El mundo absolutamente libre fuera del hormiguero tampoco es jauja, existen múltiples riesgos y peligros que privan a las hormigas de una mínima seguridad capaz de propiciar la felicidad. También la utopía libertaria de fuera del hormiguero acaba siendo valorada como distopía.
Antz acaba tomando una postura más realista, una especie de término medio: “mi actividad y función en la nueva sociedad es muy parecida a la de antes, pero la diferencia es que ahora la he elegido yo”, nos viene a decir al final de la película.

3.La utopía comunista.
La utopía comunista surge fundamentalmente en el siglo XIX y está basada, esencialmente, en los escritos del filósofo Karl Marx. Marx plantea una sociedad donde no haya clases sociales diferentes, donde todos seamos básicamente iguales y nada sea de nadie en particular, esto es, no exista propiedad privada. Todas las fábricas y todos los campos de cultivo serán del estado que lo administrará de forma justa para bien de todos los ciudadanos. Al principio es de esperar que muchos no estén de acuerdo con este régimen de igualdad y quieran seguir siendo diferentes en trato y en riqueza. Ésta es la razón por la que Marx propone que el gobierno debe ser una dictadura de la clase que siempre ha estado oprimida, los trabajadores. Y que esta dictadura debe administrar el gobierno con dureza pero haciendo posible la igualdad entre todos, obligando a serlo a aquellos que quieren seguir siendo desiguales. Marx considera que finalmente, cuando por educación todos entiendan el bien que procura este tipo de sociedad, no hará falta un estado dictatorial, y ni siquiera hará falta un gobierno, pues todos actuarán haciendo lo que deben hacer sin necesidad de ser obligados a ello.

4. La utopía anarquista
El anarquismo también surge en el siglo XIX. Uno de sus principales representantes es el filósofo ruso Mijaíl Bakunin. Anarquismo quiere decir en griego sin gobierno. Los anarquistas creen que los males presentes en la humanidad surgen precisamente porque existen unos hombres que mandan sobre otros. Piensan que el hombre es bueno y justo por naturaleza, y que es la actual civilización con sus férreas estructuras de poder lo que les hace malos.
Proponen por tanto eliminar el poder político y fomentar una educación para todos en la que la bondad natural de cada ser humano aflore. En una sociedad así ya no hará falta gobierno ni policía, pues todos sabrán lo que es bueno, lo que se debe hacer y, por tanto, se comportarán correctamente.



PREGUNTAS SOBRE EL TEMA
TEMA 10 LAS UTOPÍAS

1/Lee detenidamente el tema y subraya lo más importante.
2/ Escribe un resumen del tema que ocupe entre una página y dos páginas.
3/¿Qué es una utopía?
4/¿Cuándo valoramos una utopía como distopía y eutopía, qué queremos decir?
5/¿Qué funciones propias tienen cada una de las clases sociales de la utopía de Platón?
6/¿Cuál es el motivo de disputa entre las personas y las clases sociales según Platón, y cómo pretende evitar el conflicto entre militares y gobernantes?
7/¿Qué plantea la utopía comunista?
8/¿Qué plantea la utopía anarquista?

9/ Pon V o F según sea Verdadero o Falso:
1__Para Platón la democracia es la mejor forma de gobierno.
2__El comunismo permite la propiedad privada.
3__Anarquismo quiere decir en griego “gobierno fuerte”.
4__El filósofo Tomás Moro escribió una obra titulada Utopía.

5__Si califico como distopía la política de Platón quiero decir que me parece justa y deseable.




No hay comentarios:

Publicar un comentario